¿Qué es un cambio de uso de Local a Vivienda?

Un cambio de uso de local a vivienda consiste en un procedimiento compuesto por diferentes actuaciones (inspecciones, proyectos, tramitaciones y permisos) mediante el cual se garantiza que se cumplen todos los requisitos legales que se establecen en la normativa con el fin de transformar tanto física como administrativamente el local a vivienda.

¿Quién puede solicitarlo?

Cualquier persona física o jurídica que tenga un local comercial que cumpla con los requisitos para realizar el cambio de uso.

¿Quién concede el cambio de uso?

El Ayuntamiento de la localidad es el encargado de dar la licencia para que se produzca el cambio de uso de local a vivienda. Pero se necesita un técnico habilitado para que realice los trámites.

¿Cuánto tiempo tarda el cambio de uso?

Cada proyecto es diferente ya que va a depender de las necesidades del cliente. Por lo general:

  • Ejecución proyecto. 1-2 meses

  • Aprobación proyecto en Gerencia de Urbanismo. 3-9 meses

  • Ejecución de obras. 2-4 meses

¿Es rentable cambiar el uso de local a vivienda?

Va a depender del tipo de local y de las necesidades de cada cliente, pero por lo general, es muy rentable ya que el valor medio de los locales es inferior a las viviendas.

¿Cuánto cuesta un proyecto de cambio de uso?

El coste del proyecto depende de la superficie y condiciones del local a convertir en vivienda, pero el coste va desde 1.000 € + IVA.

A este coste hay que sumarle tasas administrativas y el coste de las obras.

¿Cuánto cuesta cambiar de uso de local a vivienda?

En cuanto al coste de obra y tasas administrativas, para un local de 50 m2, la obra tendría un coste de 600 €/m2 y las tasas en el caso de Málaga, se dividen en dos, una de 120€ fija y otra de 7,50€/m2 de obra ejecutada.

¿Cuáles son los requisitos del cambio de uso de vivienda a local?

Para que la Gerencia de Urbanismo acepte el cambio de uso, el local debe cumplir una serie de requisitos establecidos en el Plan General de Ordenación Urbana de cada Municipio entre otras normativas. Por lo general, casi todos los Municipios tienen una serie de requisitos comunes, pero es importante estudiar cada caso. Los requisitos generales son: